Bromelia
     
 

Cuidados

¡Cualquiera que sea el tipo de bromelia que escojas, seguro que te encantará! Las puedes encontrar en cualquier centro de jardinería durante todo el año, y a cambio de unas gotas de agua, disfrutarás durante mucho tiempo de una compañera tropical. Por todo lo que ofrecen, las bromelias piden muy poco. Más abajo te damos las pautas más importantes, pero como podrás comprobar son muy fáciles de cuidar.
 
   

Cuidados

Consejos

A continuación te mostramos las pautas más importantes para asegurarte que disfrutarás de tu bromelia durante mucho tiempo:

  • Coloca la bromelia en un lugar luminoso, pero sin que reciba directamente la luz del sol
  • Riega con agua el centro de la planta. El agua del grifo es buena, pero mejor si la riegas con agua de lluvia
  • Mantén la tierra húmeda pero no dejes que quede empapada. Tampoco necesita ningún tipo de fertilizante
  • No necesita fertilizante.
    Si en un día cálido quieres realmente mimar a tu bromelia, pulverízala con agua, o coloca un plato con agua debajo de la maceta para que ésta se vaya evaporando poco a poco alrededor de la planta. En el ambiente interior de una casa las bromelias recogen agua y nutrientes directamente del aire, de la misma manera que lo hacen en un hábitat salvaje.

    La flor de la Bromelia dura  entre tres y seis meses. Cuando la Bromelia se marchita, ha llegado el momento de comprar una nueva Bromelia, porque la Bromelia solo florece una vez.

    Sacar a las bromelias.
    A partir de mayo, ya puedes sacar tus bromelias al patio o al balcón. Son plantas tropicales, por eso no se pueden dejar afuera si hay heladas. Protégelas bien, quizás sea una buena idea cubrirlas por la noche, especialmente durante las primeras semanas. Y mantenlas a la sombra, igual que haces cuando las tienes dentro de la casa. Las más adecuadas para estar afuera son: Aecmea, Billbergia, la piña, Neoreglia y Tillandsia.

    ¿Cómo puedo cultivar mis propias bromeliáceas?
    Con un par de plantas y una dosis razonable de paciencia tú también puedes cultivar tus propias bromeliáceas. Tras la floración, notarás unas plantas pequeñitas creciendo en la base de la planta original, todavía pegadas a ella. Déjalas crecer hasta que alcancen la mitad del tamaño de la planta original. Durante dos semanas continúa regando la copa central de la planta y entonces separa las plantas jóvenes asegurándote de que tengan algo de las raíces. Coloca entonces las plantas jóvenes en su propia maceta rellena de mantillo fresco y déjalas reposar durante un año. En cualquier momento podrán florecer aunque para acelerar el proceso puedes utilizar este truco: Coloca una manzana madura en el centro de la planta y cubre la bromelia con una bolsa de plástico que has de cerrar, dejando que la manzana madure al lado de la planta durante otras tres semanas. En un plazo que oscilará entre ocho y dieciséis semanas  podrás ver los resultados: Una flor completamente nueva habrá crecido en el centro de la planta nueva.
     
 
Nederlands
Deutsch
Francais
English
Spanish
Italian
Russian